Saltar al contenido

Casas Pasivas

Una casa pasiva es una casa que ahorra energía. Estas construcciones reducen al máximo su consumo energético gracias a su estrategia de diseño que favorecen un ahorro de energía máximo.

Reducir nuestra huella ecológica es una cuestión de extrema necesidad. Estas viviendas surgen de la necesidad de ser respetuoso con el medio ambiente. Aunque en países de nuestro entorno es común encontrarse con edificaciones denominadas como ecológicas, en España, son aún anecdóticas. Pero este concepto de construcción, ha llegado para quedarse y enseñarnos que otra forma de vivir respetando nuestro medio natural es posible.

Casas Pasivas
Casas Pasivas

Concepto Passivhaus

Passivhaus es un estándar de construcción energéticamente eficiente. Para que un edificio o vivienda pueda conseguir la certificación Passivaus su demanda de calefacción y refrigeración debe ser inferior a 15 kWh/m²año cada una, su demanda en energía primera como máximo debe ser  120 kWh/(m²a), en la que se incluye agua, calefacción y electricidad en general, y su hermeticidad debe ser menor a 0.6 renovaciones de aire por hora.

Para conseguir este consumo mínimo de energía, la construcción de inmuebles debe basarse en la arquitectura bioclimática. Se debe conseguir el máximo confort gracias a los recursos existentes para minimizar al máximo el impacto en el medio que nos rodea.

Principios básicos en la construcción de una casa pasiva prefabricada

El aislamiento térmico es uno de los principios básicos de una casa pasiva. Aprovecha al máximo el calor del hogar en invierno y evita que entre el sofocante calor veraniego. Este se consigue en primer lugar por la utilización de aislantes naturales. Gracias a un buen aislamiento térmico obtendremos un gran ahorro en climatización. También son necesarias unas buenas puertas y ventanas que eviten que la temperatura se escape a través de ellas, para ello una correcta instalación y un triple acristalamiento es fundamental. Además, la estanqueidad de la vivienda debe ser garantizada por unos cerramientos que eviten posibles pérdidas. Por supuesto eliminar los puentes térmicos que pueden ser fugas de calor que eviten conseguir un efectivo aislamiento.

Por otro lado, tienen una ventilación mecánica con recuperación de calor. Además de favorecer una buena calidad del aire, evitando la pérdida de calor o frescor del interior de tu casa sin la necesidad de abrir y cerrar puertas y ventanas.

Las casas pasivas prefabricadas son edificaciones que están diseñadas arquitectónicamente pensando en su sostenibilidad. Así que siempre cuenta con profesionales del sector que puedan asesorarte, y si adquieres una casa pasiva, solicita su certificación de edifico Passivahus que acredite que esa vivienda/local cumple con todos los requisitos necesarios para ser considerada como una casa pasiva.